miércoles, 21 de agosto de 2013

Y ahora, ¿Qué mochila portabebé elijo?



Si has decidido llevar a tu pequeño encima, es muy importante que antes de decidirte, estudies las diferentes posibilidades, y cuál de ellas es la que mejor se adapta a tu pequeño.



Este tipo de mochilas son bastante prácticas ya que tienen la ventaja de que no tienes que saber nada especial para su colocación.
Permiten llevar al bebé desde que nace, hasta los 15 Kg, aunque es cierto que el bebé recién nacido irá más cómodo en otro tipo de portabebé como el fular. Cuando el bebé es muy pequeñito es conveniente utilizar un reductor o cojín, o incluso una mantita doblada, para que quede bien ajustado entre tu cuerpo y la mochila.
Su principal característica es que reparten el peso del bebé entre las caderas y los hombros, garantizando la máxima comodidad para ambos. No son como otras mochilas más comerciales que podemos encontrar en el mercado, en las que el peso del bebé recae en sus genitales, lo cual no es nada aconsejable.

-    En estas, el peso del pequeño recae sobre sus nalgas.
-    Respetan la curvatura de la espalda del bebé, no recta, como en el resto de las mochilas.
-    En las comerciales, no ergonómicas el bebé está demasiado separado del cuerpo de la persona que lo lleva.
-    No es recomendable llevar al bebé mirando hacia fuera.

Los fulares son nuestros favoritos, y aunque todavía no los tenemos en Econicebaby, en breve podréis verlos en nuestra web. Y nos gustan tanto porque son los más adecuados para llevar a un recién nacido sin dañar su espalda, estará pegadito a tu cuerpo casi como si todavía lo llevaras dentro.
¿Cómo se utilizan? El fular es una larga pieza de tela ajustable al bebé en la posición deseada.
Lo más adecuado es que la tela del fular no sea elástica, la mejor es la que cede únicamente en forma diagonal, no transversal o vertical.
Dependiendo de la forma que le demos, el peso recaerá en una u otra parte del cuerpo.
En Econicebaby nos hemos decidido por los Kikuyus, por su diseño, comodidad, calidad de la tela y porque en cada uno de ellos se incluyen unas prácticas instrucciones para utilizarlos.

Por último el Mei Tai es de origen oriental, a medio camino entre una mochila y un fular. Es prácticamente igual que la mochila, salvo que la tela utilizada es más fina, y el ajuste se realiza con nudos.
Puede ser utilizado con bebés recién nacidos, pero lo ideal sería utilizarlos a partir de los cinco o seis meses, cuando sus piernecitas pueden ir por fuera.

En el mercado hay más tipos, pero a nosotros son estos los que nos parecen más apetecibles.

Lo que más interesante nos resulta, tanto de este tipo de mochila, como del resto es que pueden ser utilizadas en casa, en excursiones, paseos, que hacen que llevar al pequeño no suponga un cambio en nuestros hábitos de vida. Quizás en un primer momento nos puedan resultar incómodas, y al no estar habituados ninguno de los dos a ellas puede ser un poco confuso, ya que el pequeño quizás llore.
Debemos ir habituándonos ambos, poco a poco, al principio paseos cortos, ir aumentando progresivamente el tiempo de porteo.

Los más pequeños necesitan estar cerca de las personas que les quieren y les cuidan, se siente protegido y seguro, te oye y te huele. Todo esto favorece su desarrollo físico, psicomotriz y mental. El movimiento y el calor de la persona que lleva al niño hace que se reduzcan sus cólicos y dolores. ¡Nada que ver  con montar y desmontar carritos!

También puede interesarte, en relación con las mochilas portabebés...

Beneficios del porteo de bebés.

2 comentarios:

  1. Hola!!!

    Personalmente he dividido el porteo ergonómico en etapas:

    De 0 a 6 meses portee a mi niña con un fular elástico.

    De 6 a 12 meses con un fular tejido y de 12 a día de hoy con una mochila Ergo y disfruto como el primer día ;)

    ResponderEliminar
  2. Hola Neli!!
    Completamente de acuerdo contigo. No soy muy entusiasta de los fulares elásticos, cuando el niño crece empiezan a resultar un poco incómodos, sin embargo,
    lo has hecho muy bien, cambiando de portabebés de acuerdo al crecimiento de tu hija.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario!

Blogging tips