viernes, 6 de diciembre de 2013

Masajes para bebés.

 
Habréis oído hablar de lo beneficiosos que son los masajes en la tripita de los bebés que sufren cólicos, pero quizás no crees demasiado en ello. Cuando tumbas a tu peque en el cambiador se pone hecho una furia, a pegar patadas, y por mucho que trates de tocarle la barriguita...es imposible.

Puedes hacerlo poco a poco, conviértelo en un momento especial, todos los días a la misma hora, por ejemplo, al salir del baño. Cuando  se dé cuenta de que todo está preparado para ese momento irá relajándose y su humor cambiará. Esto, unido al relajante masaje le permitirá conciliar el sueño más fácilmente.

Todo será más agradable si utilizas un aceite suave, con un agradable perfume, que el pequeño identifique con ese momento tan especial. Ten mucho cuidado y calienta tus manos antes un poquito, si no, la reacción puede ser de susto. Puedes utilizar el aceite de Caléndula de Weleda o el específico para la tripita del bebé de la misma marca.
 
 
Dar un masaje a tu pequeño es algo que no sólo le relajará, sino que tendrá muchísimos beneficios sobre su circulación sanguínea, linfática y mejorará su función intestinal y sistema inmunitario.
Si colocas la palma de la mano sobre su tripita, con la palma bien abierta, intentando hacer muy suavemente, movimientos circulares, aliviarás cólicos, y favorecerás su función intestinal.

También puedes flexionar muy suavemente sus piernecitas hacia la cintura, tipo ranita.

Todo ello favorecerá la circulación sanguínea y la estimulación del bebé, además de ser un fantástico ejercicio de comunicación que mejorará la relación entre papá, mamá y bebé.
 
Y vosotros, ¿hacéis masajes a vuestros bebés?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!

Blogging tips