sábado, 4 de enero de 2014

Ejercicio físico en el embarazo.

 
 
 
 
 
 
 
Practicar ejercicio regularmente nos mantiene en forma física y psicológicamente. Pero cuanto nos quedamos embarazadas comienzan a surgir dudas sobre qué tipo de ejercicio será el más adecuado para nuestro estado, e incluso si debemos practicarlo. Por eso, lo mejor será consultar al especialista sobre cuáles son las especiales condiciones de cada una. Él será el que mejor nos pueda aconsejar acerca del tipo de ejercicio a realizar, dependiendo de nuestro estado físico anterior al embarazo.
 
El ejercicio durante el embarazo mejorará el estado del corazón y los pulmones, espalda, estimulará la circulación, y nos ayudará a mantener controlado el peso. También resulta beneficioso para reducir los trastornos digestivos, calambres y dolores musculares, y fortaleceremos los músculos.
 
Pero no sólo conseguiremos mejorar nuestro estado físico. Psicológicamente nos encontraremos más animadas, descansaremos mejor, y todo ello debido a que cuando realizamos una actividad física el cerebro libera sustancias químicas como la serotonina, la dopamina y las endorfinas, que contribuyen a reducir el estrés y fomentan la actitud positiva.
 
Cuando todo pase y el bebé nazca, la recuperación será más rápida, y la vuelta a la nueva vida también. Nos encontraremos más fuertes para afrontar la nueva situación.
 
¿Qué deporte podemos practicar sin problema? Caminar, correr suavemente, yoga, danza, natación, bicicleta estática.
 
Sin embargo, hay otros tipos de deporte que están contraindicados durante el embarazo, bien porque son demasiado duros o cuya práctica produzca algún tipo de impacto, o porque exista el riesgo de caídas.

Y vosotros ¿hacéis deporte, o es demasiado duro para el momento de la gestación en que os encontráis?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!

Blogging tips