miércoles, 26 de febrero de 2014

Elegir un buen porta chupete.

 
 
Si el peque utiliza chupete, además de éste, tienes que elegir un porta chupetes que resulte ante todo seguro para el bebé. A veces he visto estos aparatitos por ahí monísimos, con colores divertidos, y alfileres a prueba de pérdida, pero ¿resultan seguros para nuestros peques?

Realmente, lo primero que debemos tener en cuenta a la hora de elegir un porta chupete es que el sistema por el que se enganche sea de clip. Los que van unidos por un alfiler, además de resultar antiquísimos, son muy peligrosos para los bebés.

El clip debe ser de buena calidad, si no queremos que el chupete esté todo el día en el suelo.
Cuidado con los porta chupetes con distintas piezas, debemos tener claro que están adecuadamente unidas, ya que si no podrían desmontarse.
El porta chupete puede convertirse en un aliado fantástico cuando vamos de paseo. Si tiene formas divertidas, coloridas y permite al bebé entretenerse con él, será el porta chupe perfecto. Lo vais a adorar. No tengo que recordaros esas fases en las que los bebés pasan todo el día llorando cuando le subes en el carrito. Inexplicablemente, y sin previo aviso, lo que antes le tranquilizaba ahora se ha convertido en una horrible tortura que hace que no pare de llorar cuando sales a la calle. Por eso, si tiene un porta chupe que siempre vaya con él, le gusta y le entretiene, no vas a sentirte más agradecido.

Por supuesto, si estamos hablando de un objeto que nuestro hijo va a llevarse a la boca, y juguetear con él, no pongo en duda que debe cumplir ciertas normas, no contener pinturas tóxicas, ser adecuado a la normativa ( no sé si a la Europea, sí desde luego a la más estricta que haya), y ser de un material completamente seguro, sin tóxicos añadidos.

Y vosotros, ¿qué tenéis en cuenta a la hora de elegir el porta chupete de vuestro bebé?

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario!

Blogging tips