lunes, 14 de abril de 2014

Recetas para los peques. Pollo al limón.

Si me seguís a Econicebaby desde hace tiempo, ya os habréis dado cuenta de que me encanta cocinar. Me gusta pasar tiempo en la cocina, y disfruto igual haciendo bizcochos o cookies, que un plato salado un poco más elaborado. Estoy convencida de que se tiene que cocinar con tiempo y con amor, si no, las recetas nunca saldrán bien, por muy detalladas que sean.

Por eso, hemos decidido inaugurar una nueva sección en el blog, que estoy segura os será de gran utilidad cuando estéis agotados y ya no podáis pensar en qué cocinar, jeje a mí me ha pasado.

Os dejo con la receta de esta semana, ahí va, un pollo al limón delicioso:



Ingredientes:
2 pechugas de pollo, de unos 600 gramos.
Pan rallado
2 huevos
50 gr o 6 cucharadas de maicena.
4 limones
50 gr de azúcar.

Quita la grasa a las pechugas y corta cada una, aproximadamente en 3 trozos.

Pon un poquito de sal en los trozos de carne, y si te apetece también puedes poner un poco de pimienta molida.

Bate los huevos ligeramente, y calienta aceite en una sartén. A mí me gusta hacerlas con aceite de oliva, pero eso va en gustos. Hay gente a quien no le acaba de gustar su fuerte sabor.
Ahora tienes que pasar cada trozo de pechuga por maicena, aunque si no tienes, también puedes utilizar harina. 

Una vez enharinadas pásalas por huevo y después por pan rallado.
Sumérgelas en el aceite caliente, deja que se frian durante 3 o 4 minutos por cada cara.
Cuando las saques del aceite, colócalas mejor sobre papel de cocina absorbente, para que no tengan demasiada aceite.

Una vez hechas, llega el turno de los limones, exprímelos todos, y añade agua hasta llegar a 400 gramos(una taza y media). Después coloca el zumo en una cacerola pequeña, añadiendo también el azúcar, y ponlo a hervir, dejando que se reduzca la mezcla durante 10 minutos aproximadamente.

Fuera del fuego, mezcla una cucharada de maicena o harina con agua, y cuando esté bien disuelta, añádela a la mezcla y deja que espese por unos dos minutos más hirviendo.

Ahora sólo queda colocar los trozos de pollo, regados con la salsa, y adornados si os apetece con una rodaja de limón. Podéis servirlo con arroz y añadirle sésamo tostado por encima, ¡está riquísimo!

Queda inaugurada la sección, ¿qué os parece?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!

Blogging tips