domingo, 15 de marzo de 2015

10 Consejos para dormir bien durante el embarazo


dormir-bien-embarazada


Al principio cuando quedas embarazada dormir bien no supone un problema. Prácticamente te quedas dormida en cualquier sitio, incluso viendo una película que te morías por ver...así es, ¡bienvenido cambio hormonal! Para bien o para mal, nuestro cuerpo está cambiando, y necesita toda la energía que seamos capaces de almacenar, para que nuestro bebé crezca, y esté lo más sano posible.
Está claro que esto no va a durar demasiado...a medida que nuestra tripa aumenta, cada vez será más difícil conciliar el sueño, y estar más tranquilas. La incomodidad de la tripa, los cambios hormonales cada vez más evidentes, las preocupaciones por el momento del parto que se acerca...por eso, es muy importante que desde el comienzo del embarazo adquiramos hábitos de vida saludables, rutinas que ayuden a nuestro cuerpo a prepararse para el gran momento, y que te encuentres con un cuerpo fuerte y con la suficiente calma como para afrontarlo todo mucho mejor. Dormir bien es fundamental.

Ahí van algunos consejos para dormir bien estando embarazada:


1.- Come correctamente. Mantener una dieta saludable durante el embarazo te ayudará a estar más activa, y evitará el desarrollo de dolencias que pueden resultar incómodas a la hora de dormir como la acidez estomacal o el estreñimiento; evita las comidas pesadas, demasiado especiadas, los fritos, demasiados hidratos o azúcares.

2.- Reduce la ingestión de líquidos a partir de las 7 de la tarde. Mantén hidratado tu cuerpo a lo largo del día, especialmente por la mañana. Pero si no quieres despertar en medio de la noche una y mil veces para orinar, será mejor que limites la ingestión de líquidos a partir de esa hora. No va a hacer que desaparezca por completo, pero ayudará bastante.

3.- Haz ejercicio diariamente. ¡Esto no significa que vayas al gimnasio y te vuelvas loca! Especialmente si antes no has practicado ningún tipo de deporte...hacer algún tipo de ejercicio suave como caminar, yoga, pilates o nadar al menos 30 minutos al día, te ayudará a conciliar el sueño, y dormir correctamente.

4.- Antes de acostarte, acostúmbrate a una rutina para empezar a relajarte...¡ya verás! Éste es sólo el comienzo de las rutinas, vas a descubrir lo prácticas que son jejeje. Lee, escucha música relajante, toma una infusión, toma un baño de espuma...y si el papá está dispuesto a contribuir sería fantástico terminar el día con un masaje relajante.

5.- Deja de ver televisión o cualquier cosa que te mantenga despierta. Al menos trata de “desconectarte” una hora antes de ir a dormir.

6.- Recuerdo que cuando estaba embarazada, todo el mundo hablaba de las nauseas por la mañana...pero a mí no me ocurría. Lo que me pasaba es que a partir de las seis de la tarde comenzaba a tener el estómago revuelto, y ya no paraba hasta que me iba a dormir. Lo mejor es que antes de meterte en la cama, comas algo que te quite esa sensación, como unas galletas, o algo por el estilo.

7.- Nunca tendrás suficientes almohadas para estar cómoda...Si tienes acidez o reflujo, utiliza un cojín para elevar un poco la parte de arriba del cuerpo, y aliviar los síntomas. Si colocas una almohada entre las piernas, y debajo de tu tripa, aliviarás las presiones y dolores durante la noche.

8.- ¡No te cortes! Utiliza ambos lados de la cama. Hazte la jefa del territorio, jeje Es mucho mejor dormir del lado izquierdo, pero tampoco es cuestión de obsesionarse, y es bueno también cambiar de postura. Pero recuerda que lo que no debes hacer, cuando tu embarazo está avanzado es dormir boca arriba.

9.- No pases calor. Si tienes que utilizar el aire acondicionado, hazlo. Hay un montón de estudios que acreditan que la temperatura correcta para dormir está entre 20-21 grados, todo lo que la supere va a hacer que estés más incómoda, y por tanto, sea más complicado conciliar el sueño.

10.- Habla de tus preocupaciones, no te importe qué pensarán. Todas las embarazadas antes o después necesitan desahogarse. Habla con tu pareja, algún amigo o con el médico. No permitas que la situación te supere, y antes de que eso ocurra, habla, pregunta, y deja tu cuerpo en calma antes de ir a dormir.

Espero que con esto sea suficiente, y te resulte práctico. Ya sabes que si quieres  aportar algo, será muy bien recibido, puedes dejar un comentario aquí abajo. Y como siempre, si te ha resultado interesante sería fantástico que nos dieras un G+ o lo compartáis en Facebook.

Besos a tod@s

También pueden interesarte:

Todo lo que debes saber si vas a tener un bebé

La lumbalgia en el embarazo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!

Blogging tips