lunes, 2 de marzo de 2015

Reflexiones varias sobre los pañales de tela




La pregunta que todos nos hacemos, ¿funcionan igual los pañales de tela que los desechables?¿Es más fácil con un pañal desechable? La respuesta es no. Si lo piensas bien, sigue siendo la misma rutina para el momento del cambio de pañal. De eso nadie te libra. No importa qué tipo de pañal elijas, que tendrás que hacer lo mismo: limpiar al bebé, tirar los sólidos al inodoro y echar el pañal a lavar, a una bolsa que tendrás destinada a eso.

No importa el tipo de pañal que utilices, siempre tira los sólidos al inodoro. No los dejes dentro del pañal. Piensa en los montones y montones de pañales con los popos de todos los bebés, ¡menudo regalo que estamos dejando a las próximas generaciones!

Si los lavas cada dos días o tres, el olor estará bajo control. Y si piensas que la lavadora va a quedar sucia, nada más lejos de la realidad. La función de esta máquina es lavar, una y otra vez, con agua caliente y detergentes, por tanto, no acumulan restos de desechos de los pañales. Si lavas bien los pañales, y tampoco salen de la lavadora oliendo mal, no te preocupes por tu ropa, no va a salir oliendo a pañal. Otra cosa es que no se laven correctamente, entonces te recomiendo que eches un vistazo a cómo lavar pañales de tela, porque entonces...tienes un problema.

Hay mucha gente que piensa que utilizar pañales de tela es más un engorro que otra cosa, que dan mucho más trabajo que los desechables, y quizás es porque los comparamos con los que se utilizaban cuando nosotros éramos bebés, pero los pañales de tela de hoy en día, no tienen nada que ver con los de hace 40 o 50 años. Son artilugios muy estudiados y fabricados para hacer más fácil la vida a los padres, suponen un ahorro importante en la economía de una familia, y ayudan a que la piel del bebé no se irrite y respire bien.




Con un pañal de tela, el tirar los desechos al inodoro no supone problema, ya que únicamente hay que inclinar el pañal, y salen solos. Sin embargo en un pañal desechable, todos sabemos lo que ocurre: es casi imposible despegarlo. Así que no lo hacemos...y ¿qué pasa? Que estamos tirando a la naturaleza kilos de ........... empaquetados.

Si no soportas el olor, cada vez hay más productos desodorantes, completamente naturales, que te ayudarán a superar ese fantástico momento. Y además, es caca de bebé...no es tan terrible ¿o sí?

Cada día estoy más concienciada de que es una cuestión de mentalidad. Nos parece comodísimo, e incluso, nuestra supervivencia, el estado en que nos encontramos cuando tenemos un bebé, nos lleva a pensar que más allá que  quitar un pañal, tirarlo y olvidarte de él, va a suponer que se desencadene a tu alrededor una crisis de terribles consecuencias. No te engañes...la crisis llegará igual. Sólo que de esta manera estarás ahorrando un pastizal en pañales, y cremas para que a tu hijo no se le irrite el culito y lo tenga perfectamente ventilado.

Feliz semana a todos, os espero en Facebook, Twitter , G+ y todo lo demás...en todos esos sitios me encontraréis para cualquier cosa que necesitéis. Muaaacc

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!

Blogging tips